22.11.10

125# Suerte

En una semana cuando nada sale como vos querés, es necesario mostrar optimismo. A su vez, también es necesario conocer nuestro límite y aceptarlo. Cuando sientas que no podés más y necesitas llorar, llorá. Nada se va a solucionar, pero esa carga de agua acumulada, va a ser un problema menos.
Quizás las supersticiones son útiles. Vinagre por el marco de las ventanas y puertas, pata de conejo, crucifijo y cinta roja a la muñeca.

La suerte está donde la necesitás. La mala racha, es casualidad. ¿O causalidad?

1 comment:

acquadiluna said...

Salte de Por el santo pato aca y me encontre con que escribis bonito. Recordare pasarme, creo... abuante manowar ^^