1.1.10

87# Day One

No me imaginé que me iba a encontrar escribiendo en este momento. 1er. día del año.
Descargando los restos del año que pasó. Como alguien me dijo una vez: 'Descargate, te hace bien.' Una sabia frase, lástima que fue implementada en una situación para nada agradable, de la que prefiero no hablar (lease, escribir).
Tres horas y media pasaron desde que brindé junto a mi familia, subí a la terraza a ver el magestuoso espectáculo de luces, mandé y reciví los mensajes más tiernos y alegres, y más importante, reciví a, lo que espero sea, un año mejor.
En tres horas y media pasé por tantas emociones como pude.
Ansiedad; quería que llegaran las 12, para que empiece la ronda de abrasos, besos, brindis, saludos, llamados, mensajes, etc.
Alegria; cuando sucedió lo anteriormente mencionado.
Euforia; subir a la terraza y como una nena pequeña ver los fuegos artificiales iluminar el cielo de media noche.
Melancolía; cuando todos se fueron y quedé en la terraza, con los pies en el agua, mirando el cielo, las escasas nubes, despidiendo para mis adentros, el, no tan genial, año que se iba.
Calma; todo parecia tranquilo. Una paz me invadió. Era extraña, pero al mismo tiempo, satisfactoria. Al ritmo de canciones tranquilas, sentada en mi silla, frente a un monitor, repitiendo la misma frase: 'Feliz año nuevo... etc.'
Tristeza; simplemente me invadió, me tomó por sorpresa. No tenía motivos para estar triste, pero de todos modos cierto dejo de tristeza 'dosmilnueveística' surgió para asegurase de que nunca la olvidara.

Si me preguntas ahora como me siento... no te podría responder. Ahora sigo sentada, escuchando canciones que suenan más tristes que felices, melodías lentas, tranquilas, que me permiten relajar mis neuronas que se cansaron de pensar. Planeo las mejores vacaciones, con las mejores personas que podría haberme dado la vida. Una la conosco hace poco... la otra la conosco desde hace años. Con ambas compartimos un pasado en común. Una historia en común. Ambas son capaces de comprenderme en cada momento. Ambas fueron de gran importancia el año que pasó. Cuento los días, las horas, los minutos. No puedo esperar.
Si me preguntas que planes tengo para este año... te respondo sin pensar:
  • Cero amores.
  • Joda.
  • Evitar complicaciones.
  • Nada de pensar en todo.
  • Madurar.
  • Crecer.
  • Disfrutar.
  • No callarme nada.
  • Aprender de los errores cometidos.
  • Volverme más fuerte.
  • Valorar lo que tengo.
  • Darme cuenta a tiempo de las cosas.
  • Valorarme más.
  • Aprender a detener mis impulsos.
  • Distinguir quien está, de quien no.

Y muchas cosas más. La mayoría de las cosas vienen incluidas en madurar y crecer. Eso es lo que más me interesa, aprender.

5 comments:

..ApOllinE.. said...

mmm...pues yo tambien me senti medio triste pero porque pase año nuevo sola..en cuanto a tus propositos te apoyo en el de "cero amores". que te vaya bien en este 2010. bye

Camila said...

tenemos planes muy parecidos:)

agustina said...

Coincido con tus planes caroline, te deseo un muy lindo 2010 juntá fuerzas y y y sé más feliz todavía!

te quierooooooo

Gustavo said...

Iupiii alegría, joolgorio, buen año!!!!

Josee said...

Buenísima esta nota.porque por momentos das tristeza y por otros das esperanza para un mejor 2010 lleno de cosas buenas como es madurar y crecer. Te amo nenaaaaaaa sabEs que estoy siempreee besoss
Soy joseeee